miércoles, 28 de julio de 2010

Encuentro de viejos amigos del barrio de Villar en la Fiesta de La Cepeda.





Este pasado fin de semana se celebró en las inmediaciones del Pantano de Villameca la Fiesta de La Cepeda, que esde hace ya casi 3 décadas viene celebrándose todos los 25 de julio (día de Santiago).

Las actividades matinales reunieron a mucha gente que se acercaba a participar o presenciar alguna actividad, o bien, a dar una vuelta por la zona, tomar algo o darse un refrescante baño. A la conclusión de la misa campestre se produjo un encuentro entre algunos amigos del barrio de Villar, aunque no fueron estos los únicos que asistieron, pues otros muchos andaban dispersos por otros lugares.

En fin, la casualidad permitió que el grupo de amigos y sus respectivos cónyugues posaran para inmortalizar el momento y tener así un pequeño recuerdo del día.
 

viernes, 19 de marzo de 2010

La Carqueisa en el libro Cuentos en Dialecto Leonés.




Cuentos en dialecto leonés. 3ª edición corregida y aumentada (1955).



La Carqueisa, perteneciente al género botánico de la Genista, ha sido conocida por este nombre desde tiempos inmemoriales. Actualmente forma solamente parte del paisaje, sin embargo, en otros tiempos gozó de otro tipo de utilidades, tanto en Los Barrios como en toda La Cepeda.

En esta entrada del blog, tan solo se pretende hacer mención de su antiguo conocimiento y utilidad desde la visión del libro Cuentos en Dialecto Leonés, en el que se nos informa muy brevemente de su utilidad como alimento para los animales y de su uso medicinal en las personas. Podemos encontrar la información, en la voz Carqueisa que se halla en la página 214 de las últimas ediciones. En fin, para facilitar la consulta a los que no tengan un ejemplar a mano, transcribiré a continuación la breve explicación contenida en el diccionario de dicha obra.

Carqueisa - hierba medicinal y como la corrigüela les gusta a las cabras.

Por último hay que hacer notar, tal y como se evidencia en el vocabulario de este diccionario, que en La Cepeda se utiliza la "S" para escribir su nombre, y no la "X" como sucede por ejemplo en Galicia.


Un posible origen onomástico para Los Barrios de Nistoso.





Parece lógico asociar la expresión de "Los Barrios" al tipo de distribución de la localidad, ya que la población se reparte en tres núcleos bien diferenciados y separados por unas distancias, que les otorgan cierto grado de autonomía con respecto a los restantes.

En cuanto al origen onomástico de la población, la principal dificultad estriba en conocer el origen de la voz Nistoso, en principio, un tanto extraña a las palabras del idioma español que se utilizan en la actualidad. Aunque lejos de resultar un enigma insavable, la voz "Nistoso" podría traer su origen del reino de las plantas.

Si alguna vez nos detuviésemos a revisar la documentación histórica sobre Los Barrios de Nistoso, comprobaríamos que el nombre de la localidad aparece registrado de diferentes maneras, dependiendo en cierto modo, de la antigüedad de la documentación. Entre algunas de las menciones más antiguas encontramos la voz Genistoso, por ejemplo, en el Privilegio de La Cepeda.

Esta voz Genistoso/a o similares para denominar a poblaciones, no es privativa de Los Barrios de Nistoso, por el contrario, encontramos dicha voz utilizada en otros lugares de Asturias y León, esto, sin detenernos en algún Genistal, etc...

Una vez que hemos conocido la denominación antigua de la población y el uso relativamente común a una amplia región geográfica, a la cual pertenecemos, procede argumentar que el significado de la voz Genistoso podría interpretarse como un lugar abundante, poblado o colonizado por la Genista, y en efecto, así sucede en algunos términos de Los Barrios de Nistoso.

La Genista es un género botánico con deceneas de especies de arbustos, algunas de las cuales se conocen con el nombre popular de hiniesta o retama. Entre estas especies encontramos a la Genista tridentata, del género de la Genista y a la cual se conoce en la localidad bajo la denominación de CARQUEISA, término empleado para definirla también en otros lugares. La planta, de color verde, posee flores amarillas y forma parte de una de las estampas clásicas e identificaivas de Los Barrios de Nistoso.


sábado, 6 de marzo de 2010

Desde Villar hasta La Fuente. Un punto de encuentro y de descanso.





No existe mejor manera de conocer un lugar que paseando por él. Situada en las inmediaciones de la carretera que desde Villar nos conduce hasta Requejo, esta fuente de agua cristalina que pude apreciarse en la imagen, se ha convertido en un punto de referencia bastante visitado, tanto por la calidad de su agua como por la bella panorámica que ofrecen los parajes que se pueden contemplar desde Los Barrios de Nistoso hasta el lugar de La Fuente.

Desde el barrio de Villar, el paseo a pie se efectúa por la carretera de manera cómoda, la escasez de tráfico propicia un paseo natural de alta calidad, rodeados de unas vistas inmejorables en unos parajes donde el contacto con la naturaleza nos invita al relax y a olvidar las preocupaciones cotidianas. La ruta de ida no excede de los 3 Kms y resulta ideal para hacer deporte, ir conversando o en el periodo estival, refrescarse con el agua que nace en las estribaciones de San Bartolomé.

Así mismo, es un punto ideal para parar y avituallarse en trayectos largos, bien a pie, a bicicleta u cualquier otro medio. Para los que no conozcan el lugar, señalar que se puede acceder fácilmente al agua de la fuente y que el lugar está provisto de un pequeño espacio habilitado con una mesa y bancos para comer algo y descansar si es necesario, antes de continuar el viaje. Si das paseos a caballo, en pie o con bicicleta, acuérdate de este punto de descanso y podrás disfrutar más de tu jornada.


Los Barrios de Nistoso en El Libro del Tío Pucheros (Cuentos en dialecto leonés).


Casa de Jesús Domínguez. El libro de Cuentos en dialecto leonés salió desde esta casa hacia las demás, sin embargo, todavía no ha regresado.


La alarmante regresión demográfica padecida por Los Barrios de Nistoso en las últimas décadas, ha dejado a sus 3 barrios en una situación un tanto crítica con respecto a otras poblaciones de La Cepeda, donde el descenso poblacional se ha producido de una forma más moderada. En este sentido, el efecto de impulso cultural que se ha proyectado en otros lugares de la comarca, aquí ha pasado más desapercibido debido a lo limitado de la población, que conviene recordarlo, en otras épocas fue la más numerosa de La Cepeda, tal y como se acredita en la documentación.

El libro titulado Cuentos en dialecto leonés ya se ha convertido en un clásico dentro de la bibliografía que se dedica al estudio de nuestro romance y nuestra etnografía. Esta obra, destacada y enriquecedora en muchos aspectos, se perfila también como un testigo vivo de personajes y anécdotas con base real, que casi siempre fueron tratadas con un tono humorístico por los autores de los trabajos escritos. Bajo esta perspectiva, convendrá recordar que Los Barrios de Nistoso aparecen en estos textos tan conocidos hoy por todos los estudiosos y aficionados a nuestro romance latino, y por lo tanto, se recordarán aquí las líneas que el autor dedicó al lugar.

El texto que se aquí se publica viene incluido en el apartado titulado A un fulgacián, en la página 9 de la edición que más se ha popularizado.Dice así:

You nu vus direi cum' aquellus rapacines de lus Barrius de Nistosu que yes preguntorun d'onde yeran y cuntestorun: "semus de lus Barrios; ¿nu nus conucedes; que nus quitou la mia madre 'l pelu purque criabay llendres?" Nou; nu vus direi-aquestu, purque me cunucedes de- sobra cun tous lus pelus y-asiñalis.
Outro si: sin llendres, purque cumu sabedes, nunca m'arrasquei.


Los Cuentos en dialecto leonés, conocidos en La Cepeda por El Libro del Tío Pucheros, llegaron al barrio de Villar desde Astorga debido a la relación de Wences Bardón y Jesús Domínguez, habitante en el barrio de Villar. El libro del Tío Pucheros comenzó a circular de casa en casa, para facilitar su lectura y el entretenimiento a unos habitantes que encontraban en los relatos escritos, las tradiciones orales, y las anécdotas "al amor de la llumbre", sus mejores momentos de evasión y entretenimiento. Curiosamente, en la localidad de Cogorderos, donde Wences estuvo de cura, también  hubo otro Libro del Tío Pucheros que circulaba de casa en casa.

Las lecturas del Libro del Tío Pucheros se hacían en voz alta y eran acompañadas por los oyentes que estaban presentes, y a veces, propiciaban risas o comentarios relacionados con los textos. Pero sin saber como, en uno de esos viajes de casa a casa, el libro se extravió, aunque es posible que éste todavía se encuentre en Los Barrios de Nistoso.

Estimado lector, si conoces más datos o anécdotas relocionadas con este texto, puedes enviarnos tu información o comentarios a elbuzondelacepeda@gmail.com